30 de abril de 2011

Informe de pérdidas

El sistema en el que vivimos produce pérdidas. Pérdidas en derechos humanos, en acceso a la salud, a la educación, en una vida digna para las personas. Esas pérdidas tienen responsables y es importante entender los porqués de una realidad que es en esencia injusta.

¿Por qué la Ayuda al Desarrollo no acaba con la pobreza?

- Normalmente lo que se da con una mano se quita con otra. Aunque pensemos que se invierte mucho en Ayuda al Desarrollo, es una pequeña parte en relación a otro tipo de inversiones de empresas, bancos e incluso Estados generan y alimentan situaciones de pobreza.

- Aunque no lo creas, estamos conectados a una campesina nicaragüense a través del café o a un indígena indonesio a través de los muebles que compramos. Nuestros comportamientos diarios tienen consecuencias que van más allá de nuestro entorno.

Algunos datos

- La crisis económica dejara a finales de 2010 más de 64 millones de personas en pobreza extrema. Los beneficios de los grandes bancos continúan creciendo.

- 8,4 billones de dólares para rescatar a los bancos. Se acabaría con la pobreza extrema de 1.400 millones de personas con 173.000 millones de dólares.

- Más de la mitad de los países donantes redujeron los fondos destinados al desarrollo en 2009, de forma que 71 de los países más pobres del mundo recibieron alrededor de un 25% menos de ayuda.
- La ayuda al desarrollo no es una opción, sino una obligación. Los países ricos son responsables de muchos de los problemas que afectan a los países pobres; mantienen reglas injustas de comercio internacional, imponen políticas de ajuste o consienten actuaciones de empresas transnacionales que no siempre respetan los derechos humanos.

- Las regiones más desarrolladas se emiten 12 toneladas de CO2 por persona y año. En África, 0,9. Los países empobrecidos sufren el impacto del cambio climático más directamente.

- Cuando Rusia decidió cerrar sus exportaciones de cereales, en el verano de 2010, los precios de los alimentos aumentaron a nivel mundial.

- La Ayuda Oficial al Desarrollo para 2010 es de 108 millones de dólares, lo que representa 22 millones menos de lo comprometido. Si las promesas alimentasen, no habría personas con hambre.

Estos son tan sólo algunos datos que nos dan una idea de todo lo que estamos perdiendo a nivel humano.

 

Vía thehumansgroup.com

Comparte esta entrada

votar